Los niños

En caso de divorcio o ruptura de la pareja se deberán tomar medidas relacionadas con los hijos. El juez competente es -en principio- aquel del país donde los menores hayan residido durante el último año, y será normalmente el mismo que pronuncie el divorcio.

Patria potestad y guarda y custodia

La patria potestad queda en manos de ambos padres, pero su ejecución diaria, la guarda y custodia, será asignada por el juez. El juez puede asignar la guarda y custodia a uno de ellos, mientras que para el otro se fija régimen de visita, pero también cabe fijar la guarda y custodia compartida, lo que es cada vez más frecuente.

Si los padres están de acuerdo, pueden incluir las medidas fijadas en el convenio del divorcio, y presentar el divorcio o las medidas de mutuo acuerdo, pero si los padres no consiguen llegar a un acuerdo, será el juez quien decida en un procedimiento contencioso. En este caso es imprescindible que se defiendan sus intereses y los de sus hijos ante el juez.

El interés de los menores

El Ministerio Fiscal velará por la protección de los intereses de los menores y será siempre parte en caso de haber menores implicados. Podrán declarar también los niños mayores de doce años, o menores si el juez considera que el menor tiene la madurez suficiente.

Modificación de medidas

Aunque es posible modificar posteriormente las medidas fijadas, esa modificación es aceptada en muy raras ocasiones, y exclusivamente si las circunstancias han variado sustancialmente. Por ello es tan importante una buena defensa en un primer momento, para evitar soportar de por vida unas medidas inaceptables.

Otros servicios:

TodaVIE Grupo Asesor 2011©