Cómo trabajamos

Antes de iniciar un procedimiento judicial, debe saber que las resoluciones de los procedimientos son poco predecibles. No podemos garantizar los resultados, pero sí defender sus intereses durante el procedimiento e incluso evitarlo.

Por ello, primero valoramos si cabe llegar a un acuerdo entre las partes. Este acuerdo deberá ser ratificado por el juez, pero los resultados ya no dependerán de él, sino de la voluntad de las partes implicadas. Llegar a un acuerdo suele ahorrar dinero y disgustos a todas las partes.

Sin embargo, a veces el procedimiento judicial es inevitable. Llegados a ese punto, una buena defensa y una información actualizada y correcta sobre las posibilidades del caso concreto son imprescindibles para llevar a cabo el procedimiento judicial, que puede durar mucho tiempo.

Para más información
Tulp Abogados©